lunes, 11 de marzo de 2013

Restos y señales: Jabalí

Cuando salimos al campo muchas veces no podemos observar a los animales, bien porque son muy esquivos, o porque su horario de actividad no coincide con el horario de nuestro paseo, por lo que para saber si en ciertos lugares vive determinadas especies, tenemos que guiarnos por la presencia de ciertos rastros que dejan, como las huellas o los excrementos.

Jabalí adulto (Sus scrofa) Autor: Peter Maas Fuente:wikipedia
Hoy hablaremos de las señales que deja el jabalí (Sus scrofa), presente en toda la Península Ibérica y en la mayoría de Europa.

Uno de los rastros más característicos de la presencia e jabalí, son los revolcaderos en donde se zambulle para crear una capa de barro que le sirve entre otras cosas, de protección contra insectos. los revolcaderos pueden ser recientes, como el de la foto inferior, o estar ya secos y en desuso.
Revolcadero de jabalí  Foto: Inés G. de Castro
Es frecuente encontrar cerca de los revolcaderos, árboles manchados de barro, debido a que los jabalíes se frotan contra ellos.

En este árbol se puede observar el barro que deja el jabalí, tras frotarse. En ocasiones pueden encontrarse pelo.Foto: Inés G. de Castro
O también árboles con trozos de corteza arrancada, por acción de sus colmillos.

Así es como dejan los árboles los jabalíes cuando frotan sus colmillos Foto: Inés G. de Castro
Otro rastro característico son las huellas de jabalí. En ellas, además de observarse claramente la pezuñas principales, también pueden verse las pezuñas secundarias, más pequeñas y a ambos lados de las pezuñas principales. El tamaño de la huella varía en función de la edad y sexo del individuo.

Huella jabalí. Foto: Inés G. de Castro

Los excrementos de jabalí, tiene forma de embutido, con una serie de masas oblongas y son de unos 7 cm de grosor.


Excrementos jabalí Foto:Jesús del Valle  Fuente: Contacto Natura
Por último, a veces podemos encontrar restos óseos, como el cráneo parcial de la foto siguiente, que pertenece a un jabato.


Cráneo de jabato Foto: Inés G. de Castro
La proxima vez que salgas a dar un paseo por el campo, fíjate un poco más en lo que ves a tu alrededor, puede que no veas u oigas a un jabalí, pero es posible que te encuentres con señales de su presencia.

4 comentarios:

Jesús del Valle dijo...

Hola Inés. Me ha hecho mucha ilusión tu entrada como seguidora y el que te haya servido alguna foto mía para tu post.
El año pasado tuve muchos jabalís a tiro de videotrampeo pero este año hay muchos menos por aquí, no se la razón pues está lloviendo mucho.
Las huellas que muestras tengo dudas si no son de Corzo pues los Jabalís como seguro sabrás marcan las dos pezuñas y las otras dos laterales más pequeñas traseras lo que los Corzos no muestran, no sé.
Bueno, saludos galleguiña, te sigo desde ahora.

Adriana López dijo...

Qué pasada Inés, yo estaría muertica de miedo! Me encanta saber de estas cosas, de las cuales no tengo idea! Un besazo y muy interesante el post!
http://losmaniquisdelaboticaria.blogspot.com

Inés G. de Castro [maeglin] dijo...

Hola Jesús, muchas gracias por pasarte por aqui. La foto no es muy buena, pero si te fijas bien, verás que a ambos lados de la pezuña grande hay 2 marcas más pequeñas, y no detrás, como en ciervo...
Tu blog ha sido todo un descubrimiento....me encanta.
Saludos.

Inés G. de Castro [maeglin] dijo...

Adri, ver huellas y excrementos no da miedo...en tal caso puede impresionar encontrarte con ellos, pero pocas veces me ha ocurrido, y siempre han huido de mi