domingo, 2 de diciembre de 2012

Ruidos


Todos somos conscientes del ruido que se hace en las ciudades y fábricas. Son muchos los tipos de ruidos que nos podemos encontrar: ruidos continuos (que pueden ser constantes, sin fluctuación en el tiempo, como el de la ventilación, o intermitentes, como el de un compresor), transitorios (como el paso de un avión), fluctuante y no periódico (que es totalmente aleatorio y con grandes variaciones,como el que nos encontramos en un ambiente industrial) o impulsivo (que puede ser repetitivo, como el que hace una prensa; o simple -golpes aislados. como el de un disparo), etc.


Objetivamente, cuando hablamos de ruido, nos referimos a ese sonido nocivo para la salud, que puede interferir gravemente en una actividad o suponer una pérdida de audición. Pero subjetivamente, llamamos ruido a cualquier sonido molesto, indeseado, desagradable o peturbador en un momento determinado.

Tanto el ruido molesto, como el dañino para la salud, puede atenuarse su propagación, mediante el uso de barreras acústicas adecuadas. En contra de lo que muchos piensan, la vegetación produce más una sensación subjetiva de atenuación del sonido que un efecto real; aunque en ocasiones el movimiento de las hojas puede enmascarar algo el ruido molesto.

Las principales fuentes de contaminación acústica provienen de los vehículos de motor (se calcula en casi un 80%), el resto de ruidos molestos provienen de las industrias (el 10%), ferrocarriles (6%) y el 4% restante sería debido a la actividad de bares, locales públicos, pubs, etc
 
En general todos tenemos aceptado y asumido, que las ciduades son sitios ruidosos, y cuando uno va al campo espera librarse de esos sonidos desagradables, y dar un poco de descanso al tímpano. Pero la presencia de autovías y autopistas generan un ruido subjetivamente molesto, que se escucha a varios cientos de metros.

Y para muestra, el vídeo que pongo a continuación:



El vídeo está grabado a escasos 6 km de la ciudad, y el único ruido que se escuchaba, era el de la autopista que está a 2 Km por debajo del punto donde me encontraba. SI no fuera por la autopista, no necesitaría alejarme aún más de la ciudad para descansar auditivamente de esos ruidos incómodos.
Pero, ¿qué hace que las autopistas sean tan ruidosas a tanta distancia? Pues a la fricción que se produce contra el aire y el suelo,  al desplazarse a altas velocidades. ¿Soluciones? Pues ninguna efectiva. Poner barreras que atenuén el ruido sería demasiado costoso económicamente, y reducir la velocidad en autopistas a 50Km/h no sería efectivo logísticamente a la hora de favorecer los desplazamientos.

En fin, ventajas de la civilización,  ¿eh?
Vídeo: Inés G de Castro




3 comentarios:

Xabier Prieto Espiñeira dijo...

Importante e oportunísima reflexión, Inés.

Son vogal nunha comunidadede veciños bastante numerosa de Ferrol. E o ruido é, para mín, un dos problemas máis importantes dos que alteran a convivencia entra as persoas. Penso que o modo de vida detes país favorece o ruído (marcha nocturna, horarios de televisión, incivismo do persoal en todos os ámbitos etc). Véxolle difícil solución.

En canto á incidencia do ruido na Natureza hai un caso que resulta certamente sangrante. A Serra da Lastra, como sabes, é Parque natural. E resulta materialmente imposíbel illarte doruído da estrada vaias onde vaias. Unhas das miñas zonas favoritas son as ladeiras áridas e secas da Ruferta (perto de Oulego). Cando vas por aló nunca atopas a ninguén e parece unha zona tranquila e apartada. Pero en canto pasa un cohce pola Estrada estatal adiós muy buenas...

Creo que é o caso máis insufríbel de copntaminación acústica de todo o pa´si, dadas as características de protección que ten o lugar.

Pero sei que é un tema de ddifícil solución, pola iportancia da rede viaria. Quero pensar que no futuro a aplicación doutras enerxías máis silenciosas aos veículos a motor poida eliminar este grave problema do noso planeta.

Unha aperta.

Xabier Prieto Espiñeira dijo...

Pido desculpas pola serie de horrorosos erros ortográficos no comentario anterior.

Teño que repasar os textos antes de envialos...

Inés G. de Castro [maeglin] dijo...

Espero que así sexa, Xabi, que as novas tecnoloxías axuden a evitar a contaminación. As veces parece que só sirve para estropear as cousas, pero tamén para portar solucións máis eficientes.
Apertas