lunes, 15 de octubre de 2012

Egagrópilas

Durante el Monográfico de 'Muestreo de mamíferos', organizado por Sustinea e impartido por Sorex: Ecología y Medio Ambiente, realizamos una práctica de estudio de egagrópilas.

Las egagrópilas son restos no digeridos por algunas aves, regurgitados en forma de bola. El contenido de las egagrópilas, varía según la especie, y de lo que se alimente el individuo. Las egagrópilas de gaviota tendrán un contenido en espinas de pescado, conchas de cangrejos, moluscos o puede que incluso de huesos de cerezas; las de mochuelo común, pueden tener restos de huesos y pelo de pequeños roedores, o incluso élitros de escarabajos, según la epóca el año.


Egagrópilas de lechuza
El estudio de las egagrópilas, nos ayuda a determinar la biodiversidad, distribución y abundancia de especies de una zona determinada



Cráneos de Microtus (topillo) y restos de un coleóṕtero (carábido)
Pero, ¿cuántas egragópilas se necesitan para poder concer la biodiversidad de micromamíferos presentes en una determinada zona?


2 cráneos de Microtus (topillo), y 1 de Crocidura (musaraña de dientes blancos)
En las fotos que aparecen en esta entrada, se ven los restos encontrados en 5 egagrópilas, recogidas en una misma área, y se obtuvieron 3 especies diferentes (topillo, musaraña y un carábido).


En la línea inferior, ráneos de topillos (Microtus), y a la izquierda de la imagen, cráneo y mandíbula de musaraña (Crocidura). La parte superior son restos de mandíbula de topillos-

Durante la práctica, había varios grupos, y cada uno analizó el contenido de 5-6 egagrópilas, procedentes de áreas diferentes (todas del norte de la provincia de A Coruña: Boqueixón, Cerceda y Trazo), que nos pudieran orientar en cuanto a la diversidad de especies de la región. De esta forma, tras analizar unas 28 egagrópilas, el número de especies aumentó a 7 (topos -Talpa europaea-, topillos -Microtus-, ratón -Apodemus-, musarañas- Crocidura y Sorex-, un fringilido y un carábido), y obtuvimos que donde hay más biodiversidad de presas es en Cercedo. A partir de 30 egagrópilas los datos tienden a estabilizarse, y no aumenta significativamente el número de especies presentes.


Fotos: I.G.de Castro

2 comentarios:

Adriana López dijo...

Bonito palabrotas egagrópilas! Lo usaré en mi blog, que conste que conocía el concepto, pero no el término! Muy buen post!

Inés G. de Castro [maeglin] dijo...

Muchas gracias Adriana, una placer tenerte por aqui. Un saludo.